miércoles, 29 de diciembre de 2010

El Reloj de la Puerta del Sol está a punto

.





Todo el mundo sabe que la tradición de tomar las uvas durante las doce campanadas, viene por un excedente de uvas que hubo en 1909 y que los viticultores alicantinos decidieron pregonar que tomando uvas en nochevieja daba suerte para el año siguiente. Aunque otros datos dicen que esta tradición empezó en el Gran Hotel Universo que existía en la Puerta del Sol, donde daban doce uvas a sus clientes para comerlas al son de las campanadas del reloj de la plaza. Mientras que otras fuentes aseguran que esta tradición viene desde 1880 donde celebraban esta costumbre. Pero pocos saben otros datos sobre el famoso reloj de Losada que lleva instalado desde 1866 y la televisión empezó a retransmitir las campanadas desde la Real Casa de Correos en la Puerta del Sol de Madrid en 1962 y nunca se han dejado de retransmitir.

Sabíais que la bola de latón que baja en el reloj se monta para la ocasión y luego se desmonta hasta el año siguiente?. Será que lo que se monta es el mecanismo o tal vez lo que vemos el resto del año es una copia?.

Esta bola comienza a bajar veintiocho segundos antes de las doce, es manual y cae por su propio peso. Durante su recorrido de ocho segundos, hace sonar el famoso repique de aviso.

Los cuartos suenan veinte segundos antes de las doce con ocho campanadas divididas en bloques de dos.

Solo la primera campanada sonará en el 2010 y las once restantes en el 2011, con una duración de tres segundos cada una, durando en total 33 segundos.


Habrá dos ensayos el jueves 30, uno a las doce del mediodía y otro a medianoche, aunque aquí también hay varias versiones, ya que he leído que será como lo comentado y en otros sitios que será la noche del jueves y la mediodía del mismo día 31. Sea como sea, lo que si es seguro es que 24 horas justas antes del acontecimiento, a las doce de la noche del jueves 30, habrá ensayo.


6 comentarios:

J. J. Guerra Esetena dijo...

Lo bueno de este reloj es que es una de las poquitas cosas que nos unen a todos los españoles: todos pendientes del momento.

Gracias por contarnos la tradición, un "invento" de los alicantinos que se ha convertido en algo arraigado y muy nuestro!! Enhorabuena a quien se inventó la idea.

Un abrazo, Jesús

Samantha dijo...

A ver si no se atraganta nadie con las uvas...FELIZ AÑO NUEVO

Isabel dijo...

Es inevitable pasar por la Puerta del Sol y no mirar hacia arriba y recordar cada 31 de diciembre que hemos visto caer "la bola". Siempre tenía entendido que la tradición de comer las uvas era madrileña, de hecho muy criticada en su momento por considerarse una tradición foránea. Pero supongo que será difícil saber ´quien´inventó la idea.
Un abrazo y FELIZ AÑO NUEVO!
Isabel

Mercedes dijo...

Gracias por las instrucciones, Bélok, que siempre me hago un lío y me tienen que avisar para empezar a comer, no me gusta hacer trampas como hacen algunos y comienzan antes de las campanadas :-)
un beso y ¡feliz año nuevo!

Anónimo dijo...

Parece que el relojero que lo fabricó no conocía las REGLAS de la escritura de números romanos; o si la conocía, la omitió, ya que en su esfera podemos ver claramente IIII en vez de IV, que corresponderían a las 4 en números romanos.

Mat viajero dijo...

Hola,

Con todo lo que sabéis, seguro que no os importaría hacer algun tour guiado, que por supuesto salga de la normalidad, por eso, os recomiendo www.sherpandipity.com donde podéis crear vuestra propia experiencia, y enseñar vuestra ciudad a todo aquel que venga a conocerla.

Un saludo

Publicar un comentario en la entrada