domingo, 26 de febrero de 2012

Las Vegas en Madrid?... apueste.



Madrid o Barcelona?
El proyecto EuroVegas no tiene todavía ubicación asegurada en nuestro país. Sheldon Adelson, uno de los hombres más ricos del planeta, el decimosexto exactamente, tiene claro que hará negocio aquí, pero sin decir todavía donde. Un proyecto que parece dar 260.000 puestos de trabajo, siempre y cuando el gobierno le deje saltarse a la torera ciertas leyes. Por ejemplo, como condiciones pide que dejen entrar a los niños (no a jugar claro), que se pueda fumar, que los empleados estén exentos de pagar la seguridad social durante dos años, vamos, que Adelson ha dicho que hará negocio en España, pero con unas ciertas exigencias y condiciones que no serán del agrado de todos. Difícil decisión.
Luego viene la disputa entre Madrid y Cataluña, aunque la capital juega con ventaja, e incluso Esperanza Aguirre ha tenido más de cinco reuniones ya con el magnate, pero no olvidemos que Cataluña tiene una baza que no tiene Madrid, el mar, por donde pasan cruceros con miles de turistas. Más de 17.000 millones de euros será la inversión para este paraíso del juego que todavía no tiene parcela fija y que en un país con tantos parados es caldo de cultivo. Casinos, hoteles, congresos y exposiciones, espectáculos y atracciones, centros de golf, restaurantes, teatros y zonas deportivas. Solamente en Las Vegas del desierto de Nevada pasaron el año pasado más de 39 millones de visitantes y no creo que sea problema para un país que está acostumbrado al juego, como España. Loterías, Once, Bonolotos, bingos, casinos, programas de concursos televisivos, vamos, que nadie a estas alturas creo que le pondrá pegas porque se quiera construir un lugar de ocio y juego tipo Las Vegas y no creo que se escandalice nadie. El problema lo tienen los cinco ministerios a los que les salpica el tema y aunque Esperanza Aguirre lo tiene muy claro, las vistas al mar de los catalanes podría cambiarle todos sus planes. Luego están lo que dicen que el verdadero negocio de Las Vegas son las chicas de compañía que se esconden tras los hoteles, el blanqueo de dinero negro, especulación, destrucción ambiental, ludopatías, prostitución y mafias. Por cierto, yo he estado en Las Vegas, estuve en un precioso hotel, comí en varios restaurantes, vi espectáculos y me divertí en salas de fiesta, visité el cañón del colorado y jugué unas monedas a la ruleta, pero sinceramente no he visto nada de todo eso que dicen, eso sí, todas las noches me preguntaba cuanto pagarían de luz. En fin, que aquí si que hay para todos los gustos y diversidad de opiniones. Pero... quién es el guapo que se atreve a decir NO a un pastel como éste?. Estamos negando el negocio antes de tenerlo sin pensar lo que significaría para nuestro país una inversión de esas características?, estamos en condiciones de negar todos esos puestos de trabajo estando como está el país en estos momentos?, y si no queremos, nos arrepentiremos cuando veamos que se construye en otro país europeo?, es el momento de decidir antes de que sea tarde, pero eso sí, pensando en lo que se hace desde luego. Qué opiniones tenéis al respecto?...

6 comentarios:

Manuel Romo dijo...

Pues voy a ser el primero en mojarme en un espacio tan pequeño para un comentario tan polémico y extenso. SÍ a los puestos de trabajo, NO a las prebendas exclusivas por un goloso puñado de dólares. SÍ a las inversiones de capital extranjero en museos tipo Guggenheim, ciudades empresariales, puertos secos, etc. NO al aumento de la ludopatía y al embrutecimiento del personal por mediación de la ruleta y el blackjack.
Llámeseme retrógrado, pero estoy hasta el gorro de incursiones de ¿cultura? anglosajona que no tiene nada que ver con nuestra idiosincrasia y nuestra rica historia hispánica. Tenemos todo tipo de recursos que, bien gestionados por el personal adecuado, puede crear, más lentamente, puestos de trabajo. (Continuará)

Anónimo dijo...

¿Ayudas para el nuevo casino en Madrid? No, gracias.

http://www.fedeablogs.net/economia/?p=17899

pilar dijo...

Soy partidaria de un Las Vegas castizo donde en vez de a la ruleta se juegue al tute, al mus, a la brisca...

antonioiraizoz dijo...

La respuesta ya la dio hace muchos años Luis García Berlanga en su inolvidable Bienvenido Mr. Marshall. Pero somos muy olvidadizos y no digamos nada, la clase política. No podemos esperar siempre que llegue un señor Marshall a sacarnos del apuro. Por no hablar ya de cómo maltratamos nuestra história y nuestra cultura en esas aventuras. Un Eurodisney hubiera estado mejor en Madrid o Barcelona, desde luego, pero tenemos que confiar más en nosotros mismos y en nuestros potenciales.

J. J. Guerra Esetena dijo...

A mí esto también me suena a "Bienvenido Mr. Marshall" y ya tuvimos uno en los años ochenta cuando se barajó que España iba a albergar el Eurodisney que finalmente se construyó en París. Lo de crear una isla "al margen de la legalidad" vigente me aterra. Ya sólo por eso habría que dejar de lado el proyecto, por muchos beneficios que nos aportarse. El fin no justifica los medios y menos a costa de saltarnos a la torera el marco constitucional.

Un abrazo, Jesús

el osorio dijo...

Es difícil pronunciarse en una situación con tanto paro como la actual, hay pros (económicos) y contras (sociales) desde luego no me entusiasma que se potencie el juego.

Publicar un comentario en la entrada