miércoles, 24 de febrero de 2010

Iglesia de Nuestra Señora del Carmen y San Luis Obispo



La iglesia de Nuestra Señora del Carmen y San Luis Obispo, es el nombre que recibe esta Parroquia, que tuvo su origen, cuando unos religiosos carmelitas calzados procedentes de Toledo solicitaron al rey Felipe II el permiso para poder fundar un convento de su regla en la recientemente creada capital del reino. Se les concedió un solar que había estado ocupado por unas mancebías, donde una bellísima imagen, lujosamente ataviada, servía de reclamo, en uno de sus balcones. Para mayor perfección, la figura era de movimiento y agitaba las manos de la imagen, un hombrecillo menudo y liviano, que se escondía entre las aparatosas vestiduras, incluso se le arrancaron los brazos a la imagen, para así, con los brazos de verdad, poder tocar el violín el propio hombrecillo escondido. Uno de los discípulos del venerable Bernardino de Obregón que andaba pidiendo limosna para su hospital, acertó a pasar por delante del prostíbulo, desde donde las mujeres le mostraron la imagen, aunque no se llegó a comprender por qué motivo se le antojó al donado una representación de la Virgen. Y no le faltaba razón, ya que esa imagen era una talla de la Virgen María que había sido robada en un pueblo de Toledo y traída a Madrid. Lo que más lamentó, no fue no llevar dinero para entrar en aquella casa para salvar y rescatar la efigie de las manos indignas en que se encontraba. Así que como no pudo entrar, denunció el caso a la Inquisición, lo que hizo terminar en el quemadero a las mozas de aquella casa y al hombrecillo que daba movimiento a la preciosa imagen (otros datos apuntan a que fueron apresados). La imagen fue llevada al Ayuntamiento y se le dieron honores de santidad y veneración, con el bello nombre de Nuestra Señora de Madrid, yendo finalmente, a ser colocada en el altar mayor de la capilla del Hospital General (en alguna ocasión, hablaremos de esta talla en este blog). Pero sigamos con la historia de nuestro convento, que acabaría por estar situado justo en los terrenos del edificio donde ocurrió esta historia.

El rey hizo derribar estos edificios. En un principio los religiosos vivieron en unos cobertizos de madera. Se fundó el convento del Carmen Calzado, en 1575, y aunque en un principio estuvo advocado a los Santos Antón y Dámaso, siempre se la conoció como el convento del Carmen.
En la construcción del convento y la iglesia, se contó con la ayuda del rey Felipe, su hermana Doña Juana y de toda la Villa de Madrid.
El convento desapareció dando paso a los cines Madrid, y ocupaba toda una manzana que hoy ocupa la calle del Carmen, la calle Salud y la Plaza del Carmen, hasta que en la desamortización de Mendizabal, de la que irremediablemente hablamos cada dos por tres, se expulsó a los religiosos de su templo, dato que se repetía, ya que en 1808, en la guerra de la independencia, se les había expulsado por primera vez. Pero la iglesia siguió en pié, y se le siguió dando culto gracias a los terciarios carmelitas, hasta que el templo se convirtió en iglesia filial de la Parroquia de San Luis Obispo. Una vez que San Luis desapareció, quedaron unidas las dos parroquias en el mismo templo. Pero estaba a punto de llegar la guerra, momento en que el templo fue asaltado y en donde se destruyeron gran parte de sus altares e imágenes. Mas tarde, al agrandar la calle Salud, el templo fue recortado a sus pies, teniendo que construirse una nueva fachada y momento que se aprovechó para poner una de las pocas obras de arte supervivientes del antigua iglesia de San Luis, la portada barroca.

El templo fue trazado por el arquitecto Miguel de Soria, en 1611. Artista que ya tenía en su haber otros edificios conventuales en la Villa. Tuvo como ayudante al maestro cantero Mateo de Cortaire. En 1640, estaban todas las obras concluidas. Lástima que se perdiera el antiguo retablo construido por Sebastian de Benavente y dorado por Lorenzo Sánchez y Martín de Velasco. Aunque nos quedan algunos retablos de sus manos en el templo, como los de la capilla de la Virgen del Pilar, San Antonio y la Inmaculada.

El edificio en sí, es bello, más bello todavía en el interior, donde ha llegado a nosotros casi intacto. Con una inmensa planta en forma de cruz latina, con los brazos del crucero cortos y cúpula sobre pechinas en el crucero. Es de una sola nave con capillas a los lados. Un edificio claramente barroco del siglo XVII, pero con muchas influencias de modelos romanos


FACHADA


La fachada es bastante sencilla, con dos portadas a la calle, una en la calle del Carmen y otra en la calle Salud. Antiguamente tenía tres, correspondiendo la tercera a la calle del Carmen también, a la altura del presbiterio y que hoy se encuentra convertida en una ventana, sitio en el que hasta época reciente, se encontraban aquí una lonja con unas gradas, como las de San Felipe el Real, con unos comercios debajo, que convertían este rincón de Madrid en un lugar muy característico, algo imperdonable de haber dejado perder.
En la calle de la Salud, a la altura de la nave del Evangelio, se encuentra la única torre del templo, de sillería y ladrillo, cubierta de un revocado típico de las iglesias madrileñas. En la parte inferior de la torre, se encuentra la portada barroca del antiguo templo de San Luis Obispo, obra de Francisco Ruíz, en 1715. Enmarcada entre columnas, la bella portada barroca contiene un dintel, sobre el que se encuentra la escultura de San Luis.


Fachada barroca que procede de la desaparecida iglesia de San Luis Obispo




Por encima, un frontón curvo partido, que enmarca la parte inferior de la hornacina donde se aloja el santo titular, todo ello en piedra caliza hecha por el escultor Pablo González Velázquez. Por encima del santo, otro frontón curvo partido más pequeño, que enmarca un escudo.





puertas de la portada








La portada que da a la calle del Carmen, es más sencilla, del siglo XVII, que consta de dos columnas alojadas en pedestales, con pilastras retranqueadas que enmarcan la puerta, y que tiene un arco de medio punto sobre el dintel. En el tímpano de esta portada, el escudo del Carmelo y por encima, una hornacina con el grupo escultórico de la Imposición de Escapulario por la Virgen del Carmen a San Simón Stock.

Fachada que da a la calle del Carmen, con una portada más sencilla del siglo XVII





INTERIOR DE LA IGLESIA








vista desde el presbiterio



La nave está cubierta por medio de bóvedas de cañón sustentadas por arcos fajones donde se abren lunetos y ventanas, y se sostiene por pilastras de orden toscano.




En el crucero una cúpula sin tambor ni linterna, sobre pechinas con los escudos del Carmelo.


cúpula sobre pechinas con los escudos del Carmelo



Todas las Capillas se abren con un arco de medio punto y que no me olvide comentar que todas las Capillas se cierran con unas hermosas verjas del siglo XVII

La nave central tiene dos púlpitos de mármol, fechados en 1630 y decorados con escudos del Carmelo


púlpitos fechados en 1630 decorados con escudos del Carmelo



En los pies del templo, a la altura del coro, se levantan dos tribunas a los lados. En la del Evangelio, se encuentra el precioso órgano del siglo XVII. Por encima de todas las Capillas, se encuentran los balcones desde los que seguían los actos religiosos los carmelitas




El precioso órgano neoclásico del siglo XVII





RETABLO MAYOR








El retablo mayor, de estilo clasicista, es del siglo XVIII, donde unas grandes columnas neoclásicas enmarcan el grupo central de la Virgen del Carmen, una magnífica escultura de Juan Sánchez Barba, del siglo XVII


retablo neoclásico del siglo XVIII con cuatro columnas corintias, enmarca la escultura de la titular



Escultura de la Virgen del Carmen, obra de Juan Sánchez Barba, del siglo XVII




En el ático del retablo, otra joya del templo, una pintura de la Santísima Trinidad, cuadro pintado por el madrileño Antonio de Pereda

Pintura que representa la Santísima Trinidad,obra del madrileño Antonio de Pereda




en sus laterales, en la parte superior, dos pinturas del siglo XVII que representan a las dos carmelitas, Santa Teresa de Jesús y Santa María Magdalena de Pazzi.
Debajo, dos esculturas del XVIII. La de la izquierda representa a San Juan Nepomuceno y a la derecha la de San Simón Stock. En la parte inferior, rodea la Capilla mayor, una sillería de madera del siglo XVII, obra del tallista Gabriel Vázquez.




sillería de madera del siglo XVII, obra del tallista Gabriel Vázquez





El interior de la iglesia tiene tanto que comentar, que para no olvidarme de detalles, iremos comentando como es costumbre, empezando por los pies, en el lado de la Epístola. Muchas de las imágenes son de factura moderna, ya que fue saqueada y muchas obras de arte destruidas. Pero las que han llegado hasta nosotros, son verdaderas obras de arte.


Altar del Cristo de la Fe





Santo Cristo de la Fe, obra de Víctor González Gil en los años cuarenta, talla ejecutada basándose en fotografías del original del templo de San Luis, que se quemó en 1935 con el resto de la iglesia.




Este Cristo tiene muchísima devoción, y está alojado en un precioso retablo barroco con columnas salomónicas del siglo XVII




Primera Capilla

Santa Casilda, hija del rey moro de Toledo, en un retablo del sigo XVIII




San Antonio (talla moderna) en un retablo del siglo XVII, atribuido a Sebastián de Benavente





En el centro de la capilla, un retablo del siglo XVII también de Sebastián de Benavente, con una imagen de la Inmaculada (talla de mediados del siglo XX), y a los lados, las imágenes de San Federico y Santa Lucía. La imagen de San Federico es de 1929, obra del escultor valenciano Enrique Bellido. En la Iglesia del Carmen se encuentra la sede, desde 1929, de la Congregación de San Federico





En el ático, una pintura de la Virgen con el niño, del siglo XVII



Capilla de la Venerable Orden Tercera de Nuestra Señora del Carmen Calzado




Nuestra Señora del Carmen Calzado, una imagen del siglo XX, de muy buena calidad y belleza









Pintura de San Matías, copia moderna de un cuadro de Rubens




Talla de San José, de finales del siglo XVIII





Inmaculada, imagen del siglo XIX





Brazo del crucero de la Epístola

Retablo del siglo XIX, enmarcado por dos columnas y con la Santísima Trinidad, obra del escultor José Piquer








Pintura que representa al profeta Elíseo, mandando a unos osos que maten a los niños, que se habían burlado de su calvicie. Este soberbio cuadro es obra de Antonio de Pereda, del siglo XVII





Brazo del crucero del Evangelio

Puerta monumental del siglo XIX, que da paso a la sacristía




Sacristía


uno de los cuadros que se encuentran en la sacristía


Saliendo de la sacristía de nuevo...
Retablo barroco del siglo XVII con una escultura moderna del Sagrado Corazón de Jesús. En el ático, una pintura barroca de la Trinidad.






Magnífica pintura que representa a Elías, fundador del Carmelo como Elíseo, matando con la espada de fuego a los falsos profetas de Baal, obra de Antonio de Pereda.
Tanto este cuadro, como el anterior de Pereda, necesitaría una restauración y sobre todo, un buen marco, otro alojamiento más acorde a la valía del cuadro y otra iluminación.





pequeño retablo barroco del XVIII, con un busto de Ecce Homo, una talla de la escuela madrileña del XVII





Capilla de la Virgen de Guadalupe de Extremadura (antigua de los Médicos)

Virgen de Guadalupe de Extremadura (talla moderna), en un retablo neoclásico del XVIII. En el fondo de esta capilla, hay una lápida sepulcral de la familia Alarcón, fundadores de esta en 1638





Capilla de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba (talla moderna). El retablo es del XIX. A lado, una escultura moderna del Cristo de Medinaceli





Retablo de la Virgen de la Caridad del Cobre, talla moderna








Entre Capilla y Capilla, un pequeño retablo barroco con la Virgen del Perpetuo Socorro





Capilla de la Real e Ilustre Congregación del Santísimo Sacramento y Santo Entierro
Esta es la más fastuosa de todas las capillas del templo. El retablo es del siglo XVIII, muy barroco y recargado, con grandes columnas salomónicas y muy cargada ornamentación.





En el centro del altar, la Virgen de la Soledad, obra de Jacinto Higueras








Existen actualmente en el Carmen, dos Cristos yacentes:

En una urna, Cristo yacente, obra moderna de José Planes





Una de las joyas del templo, el Cristo yacente, obra de Juan Sánchez Barba en el siglo XVII. Esta escultura fue mutilada en 1936 y restaurada después.





En la capilla se encuentran varios lienzos del siglo XVII:
La Coronación de espinas, copia del original de Van Dyck, San Pedro contemplando a Cristo atado a la columna, y dos cuadros que representan a San José y San Antonio. Todos ellos son de la escuela madrileña





Capilla de la Virgen del Pilar, con una imagen moderna de la titular, que se aloja en un magnífico retablo barroco con columnas salomónicas, otra de las obras de Sebastián de Benavente, que se encuentran en la iglesia. Al lado de la Virgen, esculturas de San Alberto de Sicilia y la Beata Arcángela, ambas de finales del XVIII.





En un retablo más pequeño, realizado con los restos de otro retablo del XVIII anterior, se cobija una escultura moderna de La Milagrosa. También sirve esta Capilla como baptisterio, por lo que aquí se encuentra la pila bautismal.






Comentar como anécdota, que en esta Capilla se encontraba un hermoso cuadro que representaba a la Virgen del Parto o de la Leche, la cual fue muy venerada por las embarazadas de Madrid, pero el cuadro fue robado y la tradición madrileña de ir a pedir a la Virgen por un alumbramiento feliz, pasó a ser historia.




Otra anécdota sobre la iglesia, fue la publicación de una noticia en un periódico de la época:


El 2 de Agosto de 1936, salía publicado en el ABC republicano, una noticia sobre la Iglesia del Carmen en Madrid. Decía que se habían encontrado 65 cadáveres momificados enterrados debajo del altar mayor y bajo las bóvedas en las capillas, entre los que se encontraban también varias monjas, fetos y niños de corta edad. Los enterramientos databan de 1746, cuando lo habitaban monjas de la Orden carmelitana. Otro descubrimiento fue una urna de madera que contenía los restos de San Eugenio y de Santa Casilda, que se encontraban empotrados en una pared de la sacristía. A la noticia, acompañaba una foto de los milicianos de la C.N.T posando junto a las calaveras de los cadáveres encontrados.


No tengo ni idea si estos datos están contrastados y si son verídicos o no, pero lo que sí parece claro, es que en el convento del Carmen, nunca hubo monjas, ya que siempre fue habitado por hombres, dato que deja sin aval la noticia.





Mi más sincero agradecimiento al párroco de Nuestra Señora del Carmen, por su ayuda y cooperación en la realización de este artículo, y por supuesto a JUAN, que sin su dedicación, tiempo y voluntad, no hubiera sido posible la publicación de este post.

Gracias





Fuentes:

Datos:
- Pedro F. García Gutiérrez y Agustín F. Martínez Carbajo, por su brillante trabajo en "Iglesias de Madrid"
- Pedro de Répide en "Las calles de Madrid"

Fotos: Todas las fotos de Bélok (Viendo Madrid)

27 comentarios:

J. J. Guerra Esetena dijo...

Bellísima iglesia. Bellísima decoración. Bellísimo reportaje. Gracias por mostrarnos dependencias que, como la sacristía, no suelen ser accesibles. Me has despertado la curiosidad sobre la talla de la Virgen instalada en el prostíbulo... Espero ansioso nuevas informaciones!!! Un abrazo, Jesús

antonioiraizoz dijo...

Estupendo reportaje Bélok, la foto que citas de los milicianos de la C.N.T. junto a los cadáveres profanados en la puerta es una imagen que me impresionó desde pequeño. Ahora conozco la historia completa y su leyenda.
El espacio interior me recuerda mucho al de San ginés, aunque esta última de tres naves, con esos retablos neoclásicos marmorizados y las grandes rejas en las capillas laterales...
Saludos

Anónimo dijo...

¿Por qué la iglesia de San Luis no se reconstruyó tras la Guerra?

Bélok dijo...

JJ, esta imagen se encuentra actualmente en otro templo, y en su momento hablaré de ella, no lo dudes. Gracias por tu comentario.

Antonio, la historia de los de la C.N.T, no tiene mucho crédito, ya sabes que un bando contra otra en esa época, podría ser ataque mediático bélico y no ser demasiado cierto, pero también algún día me pondré a investigar más a fondo el caso.

Anónimo, imagino que no se construiría por cuestiones económicas. Piensa que se quemó en 1935 y al año siguiente empezó la guerra. No eran buenos tiempos para construir iglesias, sino para destruirlas.

Anónimo dijo...

Bélok: cuando hace el reportaje de una iglesia, ¿podría indicar la antigüedad de las imágenes de las iglesias? Lo digo porque muchos de sus autores no son conocidos y cuesta enmarcarlas cronológicamente; no se sabe si son de época o son copias del siglo XX.

Bélok dijo...

Anónimo, siempre pongo esos datos que me pides. Siempre y cuando los sepa, claro. Generalmente pongo el autor y el siglo, y si no lo sé o no encuentro datos, no lo comento, pero desde luego que intento ser muy preciso con ello. Intentaré ser más preciso, gracias por el comentario que siempre ayuda a mejorar nuestro trabajo.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por la información. Quisiera saber, si es posible, qué edificio había antes en lo que hoy es el Hotel Petit Palace Plaza del Carmen. Estoy tratando de averiguar si hubo algún acontecimiento importante en él ya que he estado este fin de semana y he experimentado fenómenos que ahora mismo no soy capaz de revelar por lo que me han sorprendido.

Bélok dijo...

Pues no sé ningún dato sobre ese edificio. Solo sé que es un edificio construído a principios del siglo XX que está ahora totalmente restaurado. Solo te puedo comentar los datos que conozco de hechos ocurridos a tan solo unos metros del hotel, o incluso en sus terrenos.
La calle se llama de las tres cruces, porque aquí fue donde quemaron por orden de la inquisición a tres herejes, dos mujercillas y un rufián, que profanaron la imagen de la Virgen que había en la calle de la Salud, y por tres cruces que fueron colocadas en el sitio del suplicio para memoria del suceso el nombre a la calle.
En el número 8 existía la capilla de San Luis de los Franceses, fundada en 1615 para los pobres naturales de Francia. Tenía adosado un hospital (que probablemente estuviera en los terrenos del hotel). Por cierto... ese hospital tenía un camposanto llamado cementerio de San Luis de los Franceses, que casi se unía con el camposanto de San Luis Obispo que era el cementerio de la iglesia del mismo nombre que daba a la calle de la Montera.
Todos estos datos, según Pedro de Répide a primeros de siglo. No sé más.

Anónimo dijo...

La información que me das me parece muy interesante. Nunca he creido en fenómenos paranormales, por llamarlos de alguna forma, pero después de la experiencia de este fin de semana tengo serias dudas. Lo primero que se me ocurrió fue ver qué había pasado entre esas paredes porque parece ser que estas cosas ocurren en lugares donde alguien ha sufrido o ha fallecido en circunstancias poco habituales. Debió de haber una Inclusa en la calle de La Montera, no sé a qué altura, pero podría haber coincidido con la manzana del hotel. ¿Tienes información al respecto? o si no, ¿me puedes decir dónde puedo encontrarla?
Gracias.

wongawonga dijo...

Hola Anónimo, yo no vivo en España, pero estuve tres dias de paso en el Petit Palace hace un par de meses, a mediados de Marzo, y tambien me pasaron cosas muy raras Hasta el punto de que mis dos amigas y yo estuvimos tres noches sin poder pegar ni ojo y al final nos cambiamos de habitacion. La verdad es que seguimos muy intrigadas por lo que nos paso durante esos dias, asi que si te interesa podemos hablar. Saludos.

Bélok dijo...

Pero como que tres noches sin pegar un ojo y al final os cambiasteis de habitación??...
Y la cámara de video?, la de fotos?, la dirección del hotel?, la prensa?....
No sé... si realmente a mí me pasa algo de eso, monto tal pollo en el hotel, que salgo en la primera página de todos los periódicos. Eso te lo aseguro.

Por ciero... después del comentario de Anónimo, yo estuve en el hotel, pero ese hotel tiene dos edificios, uno en la calle tres cruces y otro que da a la plaza del Carmen, podrías decirnos en cual de los dos edificios pasan esas cosas raras??

Anónimo dijo...

Me ha encantado el reportaje sobre esta iglesia tan impresionante como olvidada.Gracias.

Anónimo dijo...

Solo por dar una idea de un cuadro de Pereda similar a los mostrados en condiciones óptimas de luz y cuidado y lo que nos perdemos por la falta de iluminación
http://dallasmuseumofart.org:8080/emuseum/view/objects/asitem/People$00402417/0?t:state:flow=cf2665a1-7988-44a5-b1df-38e223dca8e4

wongawonga dijo...

Hola Belók,respondiendo a tus preguntas te digo que la primera noche cuando una de mis amigas empezó a notar cosas raras, pensé que eran imaginaciones suyas y nos estuvimos riendo de ella un buen rato, pero según los días iban pasando, cada vez estábamos más convencidas de que allí había alguna presencia, llámalo como quieras: las puertas se abrían y se cerraban solas, las camas temblaban de forma bastante violenta, sombras extrañas con forma de mano y figuras en el cristal traslúcido del baño, las toallas deparramadas por el suelo, el ordenador de la habitación que se encendía sólo estando desenchufado, las alarmas de los móviles saltaban sólas, cambios en el termostato de la habitación, ruidos como de uñas rascando la moqueta, sensación de que nos tocaban mientras estábamos en la cama...en fin, esto sólo son algunos ejemplos de lo que vivimos allí para que te hagas una idea. El caso es que después de todo esto, ninguna de las tres teníamos ninguna duda de que aquello no era muy normal, y ninguna habíamos tenido antes una experiencia de este tipo, ni creíamos en fenómenos paranormales, pero no habíamos pasado tanto miedo en toda nuetsra vida. Hasta que no te pasa no te lo crees y cuando te pasa, te cagas.
Tardamos dos días en creérnoslo, y ya cuando no podíamos más, la última noche nos cambiaron al hotel de al lado (Tres Cruces)El remedio fue peor que la enfermedad, lo que fuese que había allí, nos siguió y mientras mi amigas estaban bocarriba en la cama vieron como la puerta de la habitación se abría de par en par y una mujer vestida de negro, a la que no se le distinguia la cara, se quedaba parada en el quicio de la puerta durante unos segundos, con un halo de luz muy intenso detrás, daba un portazo y se iba...miedo no, lo siguiente!!!
Hablamos con el personal de recepción del hotel. Su reacción fue muy rara, no hicieron muchas preguntas, lo cuál nos pareció bastante extraño. Preguntamos a la señora de la limpieza, y admitió que habían oído voces antes, de niños llorando.
Bueno, creo que eso es todo, cada uno que piense lo que quiera. Nosotras estábamos las tres allí,las tres vivimos lo mismo y después de todo y a pesar de que éramos escépticas, no nos quedó ninguna duda de que allí había algo.

Anónimo dijo...

Parece que sólo se destruyeron obras de arte si lo fueron durante la G.Civil pero si ocurrió en otro momento y por otros motivos entonces no es motivo de cita. Son muchas más las obras que no se destruyeron que las destruídas o dañadas. Ni uno sólo de los retablos fue dañado, sin embargo, en la posguerra esta iglesia fue mutilada para ensanchar la calle, pero eso no se menciona por ninguna parte. Por cierto, los encargados de la parroquia no se opusieron en absoluto a esa mutilación.

Antonio dijo...

Me imagino que la iglesia de San Luis no se reconstruyó dada la cercanía del templo del Carmen. Hay que tener en cuenta que su trasera daba justo a la plaza del Carmen. Es una pena porque se trataba de un templo espacioso con planta de salón y capillas intercomunicadas. Poseía valiosas imágenes y un espléndido retablo dorado en el Altar Mayor

Antonio dijo...

Y por cierto, sí se destruyeron imágenes en la iglesia del Carmen, de hecho prácticamente todas las esculturas son nuevas, salvo el Ecce - Homo, la Dolorosa y las tallas del Altar Mayor; en este último caso se derribo la imagen de San Simón Stock al que la Virgen del Carmen le estaba entregando el escapulario.

La imgagen del Cristo Yacente fue también mutilada.

Cruzdeguía dijo...

Comentar que actualmente esta Iglesia es sede de los titulares de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Salud y de María Santísima de las Angustias, conocida popularmente como Hermandad de los Gitanos de Madrid, cuyos pasos desfilan procesionalmente durante la noche del Miércoles Santo, mecidos con mucho arte y muy lentamente, al son de la famosa marcha procesional "La Saeta", por costaleros, que cargan en su cerviz todo el peso, causando la admiración de la gran cantidad de público que los ve y disfruta durante la Semana Santa Madrileña. Más información: http://www.hermandadlosgitanosmadrid.es y http://madridnazareno.forosgratis.org/t895p20-hermandad-de-los-gitanos-25#21507

maria dijo...

Se repite el error de fechar el incendio de la Iglesia de San Luis en 1935, tal vez porque Elena Sánchez Moreno corrigió equivocadamente la datación que el profesor Elías Tormo había recordado en sus escritos. En la edición criticada por ella en los años 80 de "Las iglesias del antiguo Madrid" aparece este error. Pero no solo Elías Tormo, que tengo entendido que era de tendencia republicana al estallar la guerra la guerra, por si hubiera dudas de su objetividad, recuerda bien la proximidad del atentado con la del comienzo de la guerra, también lo registraron otro vecinos madrileños como Pedro Osona Cepero, que repite ese 13 de marzo de 1936 como uno de los días fatídicos de destrucción prebélica. Si Tormo lo achacó al entusiasmo destructivo de la llamada extrema izquierda, Osona, en su libro "Historia y curiosidades..." lo atribuye a la mano de un grupo de obreros que recién habían enterrado a un líder sindicalista asesinado. Apunta detalles como que antes habían ya prendido fuego en el templo de San Ignacio y que, luego,, al hundirse San Luis en llamas, un tiro de aire, seguramente fuera eso, hizo voltear las campanas, conmoviendo al vecindario que observaba el incendio.

Jose B dijo...

Magnifico reportaje y con fotos de gran calidad.

Bélok dijo...

Gracias por tu comentario Jose B

Marisa C dijo...

Muy interesante y magnificas fotos.

Tengo datos de que una antepasada mia fue bautizada el 28 de No. de 1848 en la Parroquia de San Luis. Crees que podria conseguir esa Partida de Bautismo?

Tambien se que existe un libro antiguo titulado:
La Iglesia de San Luis como Parroquia de la Pta. del Sol. Autora:
Maria Teresa Fernandez Tafalla. Me gustaria saber si me podrias indicar donde o como podria conseguirlo.

Vivo en Virginia, Estados Unidos y voy a ir a Madrid el mes proximo y me gustaria poder conseguir informacion de estos temas.

Muchas gracias

Marisa C

Bélok dijo...

Marisa, no tengo ni idea de como puedes encontrar lo que buscas. La iglesia de San Luis fue quemada y demolida en la década de los 30. No se si se salvarían los archivos o desaparecieron con ella. Lo mejor que puedes hacer es ir a hablar con el párroco de la iglesia del Carmen por si pudiera ayudarte con algún dato. Con respecto al libro tampoco se como puedes conseguirlo. Buscar por internet y tal vez tengas suerte ya que sabes el título y la autora.

Marisa C dijo...

Muchas gracias por tus consejos. Me ponder en contacto con el parroco.

daniel kusner dijo...

Yassss.

Asociación Cultúrika dijo...

Buenas tardes. En primer lugar felicidades por el blog y por el artículo, que es muy interesante. Quería apuntar un par de cosas. En efecto, San Luis es incendiada el 13 de marzo de 1936 y no en 1935, cuando gobernaba la derecha en Madrid y en España, tal y como se atestigua en los documentos de la época y en la propia lápida del cementerio civil de uno de los bomberos que participó en la extincion del incendio y que por las heridas sufridas murió días después, a finales de marzo de 1936. Tiene logica ademas al estar el pais bajo un gobierno de izquierdas desde hacia un mes antes, con la victoria frentepopulista en febrero de 1936.

Por otro lado, sobre los sucesos extraños en la zona, quizá se deban, si creemos que esos fenomenos son reales, a que justo en este lugar se ubicó el Hospital de la Inclusa, donde se gestionaban y cuidaban a los niños y bebes abondanos en el Madrid de la epoca...un lugar desde luego con mucho sufrimiento;

https://es.wikipedia.org/wiki/Hospital_de_la_Inclusa

Por otro lado, para aumentar el caracter tetrico del lugar....no se si os habeis dado cuenta de que junto a la portada principal de la iglesia, que da a la calle del carmen y muy cerca de la ventana del crucero..se encuentra una calavera con dos huesos grabadas en piedra en la pared, justo encima de una pequeña ventana enrejada, y junto a ella restos de unas letras grabadas, hoy ilegibles. No he podido saber a cuento de qué viene una calavera grabada en la piedra de la portada encima de una ventanita...imagino/supongo que es posible que en este lugar y esa ventana fuera tambien de una inclusa que, o bien pudiera tener relacion con la cercana inclusa o bien pudiera ser propia de la iglesia, o bien tuviera otro significado o uso que desconozco.

Gracias!

Congregación de San Federico dijo...

Muy bonita entrada, en todos los aspectos. Gracias y enhorabuena.
La imagen de San Federico es de 1929, obra del escultor valenciano Enrique Bellido. En la Iglesia del Carmen se encuentra la sede, desde 1929, de la Congregación de San Federico http://csanfederico.blogspot.com.es/
Un saludo

Publicar un comentario