viernes, 24 de septiembre de 2010

Iglesia de Santa Teresa y Santa Isabel




La iglesia de Santa Teresa y Santa Isabel, se encuentra en la glorieta de Joaquín Sorolla, pero es conocida por los madrileños con el nombre de la boca de metro que se encuentra en dicha glorieta, "Iglesia", nombre que da el templo del que hoy nos ocupamos.
El templo fue promovido por una asociación religiosa de vecinos que se fundó en 1839, que se llamaba Santa Teresa y Santa Isabel. Esta asociación querían contar con una parroquia en la nueva barriada de Chamberí, todo un arrabal en las afueras de Madrid en esos momentos.
Obra de José María Aguilar, se coloca la primera piedra en 1842 y se acaba en 1856 gracias a los donativos de feligreses, con el patronazgo del gobierno, ayudas del Arzobispado de Toledo, y hasta la propia reina Isabel II, cuestaciones en la puerta del sol y hasta fondos de obras de teatro y una corrida de toros. Incluso en su construcción siguieron colaborando los vecinos. Muchas industrias del nuevo barrio donaron los ladrillos, Ramón Bonaplata, vecino del barrio, donó los hierros y los bronces y hasta muchos de los obreros que trabajaron en sus obras, eran vecinos del barrio.
Una anécdota que siempre que se lee sobre la historia de esta iglesia, se cuenta; es que el cura Merino, que intentó asesinar a la reina Isabel II, cuando lo iban a ajusticiar, pasó la comitiva camino del cadalso por la iglesia, y Merino dijo "esta iglesia se hundirá después de que me maten a mí". Pues bien... así pasó, aunque lo que se cayó fue una de las torres. No pensemos que el cura Merino tendría poderes, lo que pasaba es que la torre estaba rajada, probablemente por algún defecto cometido por los albañiles en la construcción y desde fuera, no sería muy difícil ver que acabaría por caerse.

En 1936 el templo fue quemado y destruido (repetir esta frase ya es habitual en nuestros artículos, algún día investigaré cual es el número real de iglesias que se quemaron en la guerra), por lo que todas las riquezas que pudo tener, desaparecieron para siempre.
Su reconstrucción en los años 50, corrió a cargo de José María Garma Zubizarreta






El templo es de estilo neoclásico y la fachada es sosa con ganas, un cuerpo flanqueado por dos torres gemelas. En el cuerpo central, una puerta con una sencilla decoración de cenefa y por encima un óculo. Más arriba una hornacina que cobija la estatua de Santa Teresa y por encima de esta, un frontón triangular. En el cuerpo inferior de ambas torres, una puerta adintelada y en el cuerpo central, un óculo cada torre, la izquierda contiene un reloj.

"Iglesia", nombre que da el edificio a toda la zona, gracias a la boca de metro llamada así



En el cuerpo superior, ventanas de medio punto dan paso al espacio que aloja las campanas. Remata las torres el típico chapitel madrileño de pizarra.




Es de planta de cruz latina con crucero, cúpula ovalada y tres naves. Las naves laterales con bóvedas decoradas por medio de yeserías con ornamentación floral. El paso a la nave central, se realiza por arcos de medio punto. La nave central con bóveda de cañón, sustentada por arcos fajones, con lunetos en los laterales con ventanas.



Interior del templo








vista del crucero



La cúpula sobre el crucero está sobre pechinas, con los relieves de los cuatro evangelistas.





Tiene linterna y ventanas, que iluminan bien el recinto interior.



Hablemos ahora del interior de la iglesia. Un interior que nada tiene que ver con el previo vistazo del exterior. Dentro de la iglesia, encontraremos un neobarroco exuberante a cada paso que demos, empezando por la joya del templo, el retablo mayor.





El retablo es barroco de finales del siglo XVII, procedente de la iglesia de San Pelayo en Villaumbrales de Campos, en la provincia de Palencia. El retablo contiene columnas salomónicas doradas, cobijando en el centro, una escultura moderna de la Virgen del Carmen, patrona de Chamberí.

retablo barroco procedente de la iglesia de San Pelayo, en la localidad palentina de Villaumbrales de Campos




A la derecha y a la izquierda de la Virgen, se encuentran las esculturas de las dos titulares del templo, Santa Teresa y Santa Isabel. En el ático, un calvario de la misma época del retablo.




el retablo cobija en el centro la imagen de la Virgen del Carmen, patrona de Chamberí




Comencemos el recorrido por las naves laterales viendo los retablos y altares:

nave lateral en el lado de la Epístola







Cristo crucificado, talla del siglo XX





San Ramón Nonato en un altar neobarroco con pilastras compuestas. A los lados le flanquean las esculturas de los santos obispos Blas y Nicolás. Por delante de las pilastras hay esculturas de los Cuatro Evangelistas. En el ático, un relieve con la Anunciación.





Retablo de San José, con una talla moderna. A los lados las esculturas de San Joaquín y Santa Ana. Debajo, los relieves de la Sagrada Familia y otro de San josé.





En el brazo del crucero, en el lado de la Epístola, una bella escultura de la Virgen. A sus lados, las esculturas de Santa Teresa y Santa Luisa de Marillac.





Retablo neobarroco dedicado al Sagrado Corazón de Jesús. Sujeta todo el conjunto dos columnas salomónicas





Retablo de la Inmaculada Concepción, con muchísima ornamentación neobarroca con muchos relieves. La imagen es una preciosa talla contemporánea. A los lados, las esculturas de San Antonio de Padua y Santa Lucía. En el ático un relieve de la Asunción de la Virgen. Completa el retablo unos relieves de la Visitación y los Desposorios de María. En la base del conjunto están San Pablo y San Juan Bautista.





Altar de San Miguel Arcángel. A sus lados, las esculturas de San Isidro y de Santa María de la Cabeza. Debajo de cada uno de estas esculturas, unos relieves con la escena de la Aparición de la Virgen del Pilar a Santiago. El ático contiene un relieve con la Trinidad.





Retablo de la Virgen del Pilar, inspirado en el mismo de la basílica de Zaragoza





Retablo de la Virgen de Fátima, también neobarroco con grandes columnas. En el centro se ubica la imagen de la titular y a los lados las esculturas de Santa Rita y San Miguel de los Santos. En el ático un relieve de la Aparición de la Virgen de Fátima a los tres pastorcillos.





Virgen de los Dolores, una preciosa talla moderna










21 comentarios:

Anónimo dijo...

Algunas iglesias incendiadas en los años treinta, como la de San Luis de los Franceses, lo fueron antes de la Guerra, dentro de la persecución religiosa desatada bajo la II República.
Durante la Guerra, coincidiendo con el dominio republicano sobre Madrid, se multiplicaron los asaltos e incendios, pero no se trato de acciones bélicas. Los templos estaban situados en la retaguardia y su destrucción fue ajena a los combates; las iglesias fueron arrasadas por razones ideológicas.

Anónimo dijo...

En mi comentario anterior, donde dice "San Luis de los Franceses", léase "San Luis Obispo".

Anónimo dijo...

Fantástico post, las fotos son sobresalientes. Enhorabuena.

J.C.Zamorano dijo...

C.- Historia del Arte Hispánico, Volumen 5 de Juan de Contreras y López de Ayala-(1952).
“El más famoso de los talleres anacrónicos fue el de don Salvador Páramo López (1828-1890), alguna de cuyas obras, como el “Cristo” de la Iglesia de Santa Isabel, merecieron el honor de ser confundidas con la de los imagineros del siglo XVII.”

Bélok dijo...

Gracias por el aporte J.C.

Anónimo dijo...

Hay una equivocacion con el altar de la Virgen de los Milagros, comenta que es la Caridad de Caragena.

Bélok dijo...

Cierto, un dato erróneo que viene en muchos de los inventarios que se pueden encontrar de la iglesia. En mi caso, lo subsano.
Gracias por el aporte.

Laura Garcia dijo...

Hay mas errores, El retablo no vino de Becerril de Campos, sino de Villaumbrales de Campos pueblo vecino. Ya se informó en varias ocasiones al anterior párroco y al actual, y aún no lo han corregido. Este retablo llamado San Pelayo coincide con el nombre de otro de Becerril que también tenía el mismo nombre y que era de pinturas. El de Becerril de Campos está ubicado en una capilla de la Catedral de Málaga.

Bélok dijo...

Laura, te agradezco mucho la información. Está claro que estos datos deberían de ser actualizados en todas las fuentes para que sean fidelignos a la realidad. Porqué sabes este dato?, hay alguna forma de información fideligna en algún sitio para poder contrastar con rigor?
Gracias

Laura Garcia dijo...

En libros del Obispado de Palencia figura la venta de dos retablos de la Iglesia de San Pelayo de Villaumbrales de Campos (Palencia). Uno está ubicado en la catedral de San Isidro en la capilla del Santísimo. Y el que está en Santa Teresa y Santa Isabel se le ubicó ahí porque no cabía en otro templo (según me han comentado). Estoy utilizando un email prestado para estas cosas. Yo soy nieto del sacristan que hubo en Villaumbrales de Campos durante 50 años, y mi padre vió sacar los retablos de allí.

Laura Garcia dijo...

En Becerril de Campos se vendieron varios retablos a la Diócesis de Málaga, en todos ellos pone que proceden de Becerril de Campos, incluso el llamado retablo de San Pelayo, que coincide con el mismo nombre, pero todos son de pinturas.
Este error está también reflejado en el libro de Iglesias de Chamberí, el autor ha seguido corriendo el error de la procedencia.

Laura Garcia dijo...

No hace muchos días, una persona cercana a la parroquia de Santa Teresa y Santa Isabel ha comentado que van a restaurar el retablo porque dicen que hay una parte que no concuerda con la época. No sé hasta qué punto se pueden acometer modificaciones de estos tipo atreviéndose a confirmar este tipo de afirmaciones.

Laura Garcia dijo...

Necesito un email privado para enviarle información sobre esto y de las fuentes de donde se pueden consultar.

Bélok dijo...

Gracias a la información de Laura Garcia y a Eloy Merino y su padre, el que me ha mandado toda la información correspondiente a dichos retablos. He cambiado y actualizado la información del post. El retablo mayor de la iglesia de Santa Teresa y Santa Isabel, procede de la parroquia de San Pelayo en Villaumbrales de Campos, un pueblo vecino de Becerril de Campos, cuyo destino de su retablo es la catedral de Málaga y no en Santa Teresa y Santa Isabel como se creía. Queda por tanto entendido que dicho retablo de la iglesia de Santa Teresa y Santa Isabel, procede realmente de la parroquia de San Pelayo en Villaumbrales de Campos.

Muchas gracias por los datos y la información y solo espero que también se actualice la información en todos los sitios donde consta erroneamente.

Álvaro Lamela (xeneizes) dijo...

Curioso, mi abuelo donó dinero para las verjas.

Saludos.

ramon rodriguez tenes dijo...

Para Belok: Creo que confundes la palabra fidedigno con fideligno ya que ésta última la repites dos veces mal escrita. Fidedigno: "que es digno de fe o confianza". Por lo demás, enhorabuena por la gran información acerca de esta iglesia que yo desconocía.

Bélok dijo...

Me estaba volviendo loco buscando la palabra mal escrita en el post, hasta que he descubierto que está en los comentarios. Pues un lapsus sin duda. Muchas gracias por comunicarme la errata.
Un saludo ramon.

David Vitón Lavilla dijo...

he pasado muchas veces por delante de esta iglesia y me parecía muy sobria, no me esperaba que fuera tan distinta en el interior

Jose B dijo...

Desde luego un interior que nada tiene que ver con el exterior.
Tu reportaje estupendo, para no faltar a la costumbre.

Sara Larrauri Escudero dijo...

Hoy he estado en esta iglesia y me ha parecido preciosa. Es verdad que hay mucha mezcla de estilos, y que el exterior no tiene que ver con el interior. Esta iglesia es reflejo de los cristianos que han vivido en diferentes épocas, pero que comparten la misma fe.

pizco dijo...

Nací en 1942 en la calle Palafox y esta Iglesia es la que me correspondía para bautizarme. Pero en aquella fecha aún no había sido reconstruida por lo que la Parroquia se trasladó al Convento del Paseo del Cisne y allí fui bautizado.
La comunión sí que la hice allí a los 8 años y guardo muy buen recuerdo de aquel día....y del chocolate con churros que al salir de la iglesia nos sirvieron en un bar que estaba en la misma plaza.

Sobre 1952 o 53 se hizo una recolecta de fondos para volver a poner el reloj ya que en la restauración del templo no se hizo.
El párroco y coadjutores, ayudados por catequistas y voluntarias hicieron la petición casa por casa y piso por piso y no una., sino varias veces porque decían que no se había recaudado lo suficiente.

Poco después se produjo en todo Chamberí un escandalo, para la época mayúsculo. Se corrió la voz de que el párroco se había fugado con una mujer, llevándose toda la recaudación.
Naturalmente, de forma oficial nunca se corroboró por autoridad alguna ni prensa, etc. pero se confirmço cuando al cabo de unos meses volvió a producirse una colecta para el dichoso reloj, que esta vez y hasta ahora si que luce en la fachada de la Iglesia.

Publicar un comentario en la entrada