viernes, 2 de noviembre de 2012

La trágica noche de Halloween en Madrid Arena


Foto: lavanguardia.com


 antena3

SEGÚN CONFIESA UN MIEMBRO DE LA ORGANIZACIÓN

En el Madrid Arena se vendieron 20.000 entradas para un aforo de 9.650 personas

José es un miembro de la organización del evento Thriller Music Park en el Madrid Arena, que causó la muerte de 3 jóvenes y 2 heridas graves. Asegura que se vendieron casi 20.000 entradas, el doble del aforo permitido.


Los datos que poco a poco se van conociendo de la tragedia del Madrid Arena apuntan a numerosas iregularidades en la organización del evento. En Espejo Público hemos hablado con Jose, uno de los miembros de la organización, y nos ha confirmado que se vendieron cerca de 20.000 entradas. "Estoy al tanto de las entradas que se vendieron. Como dijo el vicealcalde de Madrid se vendieron 9.560 entradas, pero fueron online. Para estos eventos se utilizan relaciones públicas. Uno de los más conocidos de la noche madrileña vendió unas 6.000 entradas. Aparte de esto, el DJ pidió 1.000 entradas más y unas 3.000 entradas más que hay que sumar del resto de relaciones públicas", asegura.

Según aseguró la organización, se cumplió con el aforo permitido, pero el testimonio de este miembro de la organización del evento desmonta esta versión, pues apunta que se dobló este aforo. "Tengo pruebas de que se vendieron más entradas de la cuenta", dice. "Esto que ha ocurrido, a los que nos dedicamos a a noche madrileña, no nos pilla de improviso. Estamos muy acostumbrados al sobreaforo".

José, miembro de la organización, asegura "nunca hemos visto el Madrid Arena como lo vimos esa noche. No sabíamos qué hacer cuando estaban entrando los chavales. Se nos vino el mundo encima".




Según informa el diario ELMUNDO.es:

La empresa Diviertt S.L., organizadora de la fiesta de Halloween donde la madrugada del 1 de noviembre murieron tres jóvenes de 18 años y otras dos resultaron heridas de gravedad en el Madrid Arena, informó al Ayuntamiento de que el número de asistentes a la Thriller Music Park sería de "7.000 personas aproximadamente".

Un documento oficial de Madrid Espacios y Congresos, empresa del Ayuntamiento que alquiló el recinto a Diviertt para la noche de Halloween, deja constancia de este hecho.



Se trata de un dato muy relevante toda vez que muchos de los asistentes a la fiesta denunciaron ayer el exceso de aforo al tiempo que el Ayuntamiento negó que en el momento de la tragedia hubiera más gente de la permitida.

El vicealcalde de la capital, Miguel Ángel Villanueva, y el concejal responsable de Madrid Espacios y Congresos, Pedro Calvo, comparecieron ayer por la mañana ante los medios de comunicación para afirmar que en el momento de producirse la tragedia "no existía exceso de aforo en el recinto".

El vicealcalde explicó que el Madrid Arena tiene una capacidad de 10.600 personas y que según le habían comunicado fuentes de Diviertt se habían vendido 9.600 entradas.

Sin embargo, ni Villanueva ni Calvo hicieron referencia en momento alguno al documento en el que Madrid Espacios y Congresos informa que los organizadores habían comunicado que el "número de asistentes al acto" sería de "7.000 personas aproximadamente".

Es decir, sobre lo comunicado oficialmente, la venta de entradas se incrementó más de un 35%. Aunque no se superó, según el Gobierno municipal, el aforo del Madrid Arena, no se cumplió lo previsto en el plan de contigencia.
Seguridad y servicio médico

En ese mismo documento se explica con qué dispositivo de seguridad contaría la fiesta y qué despliegue sanitario se realizaría para hacer frente a posibles eventualidades. Se detalla que la empresa "Kontrol 34, S.L." se ocuparía de la seguridad interior con "75 operativos", mientras que el "Grupo Seguriber" se haría cargo de la "seguridad exterior y requisa".

Este mismo documento en el que Madrid Espacios y Congresos explica con detalle la organización de la macrofiesta se informa de que "el servicio médico corre a cargo de la empresa: Servicio Médico Propio. Doctor Viñals y su equipo. Atención sanitaria del público durante el desarrollo del evento: Dos equipos Médicos (2) Médicos; Dos ATS (2)".

El 26 de octubre, el director de Seguridad de Madrid Espacios y Congresos, Rafael Pastor Martín, firmó un documento en el que se recogen todos estos datos, que ponen de manifiesto que, si bien el aforo oficial no se sobrepasó, se incumplió lo anunciado por la empresa, que comunicó una fiesta para "7.000 personas aproximadamente" y vendió, según le informó al vicealcalde y este reconoció ayer públicamente, 9.600 entradas.



Madrid, 2 nov (EFE).- El juez decano de Madrid, José Luis González Armengol, ha asegurado hoy que la clave fundamental en la investigación de la muerte de tres chicas en la fiesta de Halloween celebrada el miércoles por la noche en el recinto deportivo Madrid Arena es averiguar si se ha superado o no el aforo correspondiente.

En declaraciones a Efe, el juez decano de Madrid ha explicado que el número de personas presentes en la fiesta por metro cuadrado se puede comprobar mediante el análisis de vídeos, fotografías y otros estudios.

Ha destacado que controlar si se supera o no el aforo en ese recinto es competencia de la Policía Municipal, mientras que la seguridad del edificio, donde no pueden entrar las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, es de la empresa de seguridad que contrate la organización del evento.

En la investigación de este suceso, cree que también es importante conocer por qué se ha permitido la entrada a menores cuando no estaba permitido y por qué se ha introducido alcohol en mochilas cuando estaba prohibido.

A este respecto ha recordado que el control de las entradas era competencia de la empresa de seguridad contratada para ese evento.

Ha explicado además que, según la normativa, cuando hay un evento de este tipo, la empresa contratante tiene que ajustarse al plan de autoprotección, que tiene que contar con el visto bueno del titular del inmueble, que en este caso es una empresa pública del Ayuntamiento de Madrid.

Según el juez decano, el plan de autoprotección comporta tres parámetros: el aforo, la seguridad del edificio y el control de las evacuaciones.

En cuanto al control de las evacuaciones, en las salidas tiene que haber personas de seguridad por si se producen avalanchas como ha ocurrido en este caso.

El juez decano de Madrid ha indicado también que había constancia de que en este mismo lugar se habían producido algún tipo de incidencias tales como intoxicaciones por ingesta de drogas y de alcohol.



Europa Press

La policía investiga las causas de la avalancha que tuvo lugar este jueves durante una fiesta de Halloween en el recinto Madrid Arena, en la que tres chicas de entre 18 y 25 años murieron tras sufrir una parada cardiorrespiratoria traumática y dos resultaron heridas de gravedad. Todo apunta a que la posible causa del suceso fue el lanzamiento de una bengala y petardo en el interior del recinto.

Entorno a las 4.00 horas del jueves, las cinco jóvenes acudieron al servicio médico contratado por la organización del evento, cuando ya se encontraban en parada cardiorrespiratoria, que al verse desbordado por la situación llamó a Emergencias Madrid.

En cuestión de unos minutos, alrededor de medio centenar de efectivos de SAMUR-Protección Civil se trasladaron al recinto de festejos, donde practicaron maniobras de reanimación cardiopulmonar avanzadas a las cinco jóvenes.

Tras media hora de reanimación, los efectivos sanitarios confirmaron la muerte de dos de ellas y continuaron con la reanimación de una tercera, mientras la trasladaban al Hospital Clínico, donde finalmente se certificó su fallecimiento.

El jefe de guardia del Samur, Fernando Prados, ha explicado que recibieron una llamada a las 4 de la madrugada alertando sobre la presencia de "personas inconscientes" dentro del Madrid Arena. Según ha relatado, la primera unidad de facultativos llegó a los pocos minutos y confirmó la presencia de cinco chicas en parada cardiorrespiratoria.

"A partir de ahí, se avisó a las unidades y en 8 minutos había 5 UVI móviles y más de 40 sanitarios en la escena atendiendo y haciendo maniobras de reanimación a las 5 chicas. De ellas, 3 consiguieron tener actividad cardiaca y 2 quedaron a disposición judicial", ha explicado.

En cambio, SAMUR-Protección Civil consiguió sacar adelante a las otras dos chicas, que han sido trasladadas al Hospital 12 de Octubre y a la Clínica de La Concepción en estado grave.

La chica hospitalizada en el 12 de Octubre se encuentra en estado crítico y está siendo mantenida con vida gracias a la máquina de respiración artificial. La adolescente estuvo durante varios minutos en parada cardiorrespiratoria, de la que los sanitarios del Samur pudieron sacarla.

La otra joven herida que se encuentra ingresada en la UVI de la fundación Jiménez Díaz continúa en estado grave y tiene un pronóstico algo mejor que la otra herida, según han informado fuentes sanitarias.

Ambas presentan severos problemas derivados del aplastamiento como habían indicado Emergencias Madrid a los medios después de atenderlas. En todos los casos la parada cardiorrespiratoria era de origen traumático, lo que significa que podría deberse a un aplastamiento, han añadido.


ABC.es

La policía tiene serias dudas sobre la versión oficial...

La investigación apenas acaba de comenzar, todos son por ahora hipótesis, pero las fichas no encajan. La Policía Judicial este viernes ya tiene serias dudas de la versión oficial de lo ocurrido en la fiesta de Halloween, que acabó la madrugada del jueves con tres jóvenes muertas y dos heridas muy graves en avalanchas.
Po los pronto, los primeros testimonios recogidos por el Grupo de Homicidios no hablan de una sola avalancha, sino de continuos “apelotonamientos” humanos y colapso en los dos únicos vomitorios del Madrid Arena que daban acceso a la pista central. Agolpamientos masivos, antes incluso, de las cuatro de la madrugada, cuando comenzó la actuación más esperada del ‘Thriller Music Park’, la del ‘dj’ Steve Aoki, durante la que se produjo la avalancha mortal.
Según los testimonios recogidos, los movimientos de centenares de jóvenes para entrar y salir de la pista central no se controlaron ni se canalizaron en ningún momento. Las primeras investigaciones también ponen en duda de que la avalancha en la que perecieron las jóvenes fuera provocada por artefacto pirotécnico, tal y como sostiene la empresa organizadora Diviertt S.L. y el propio Ayuntamiento de Madrid.
Efectivamente, en el recinto explosionaron varias bengalas y petardos, pero los testigos aseguran que ningún artefacto provocó una estampida, sino que la avalancha mortal se creó por si sola –poco a poco- cuando una muchedumbre quiso acceder a la pista central para ver de cerca a Aoki y quedó bloqueda por la multitud que ya estaba en el centro del recinto. Al menos un vídeo da cuenta de que la bengala a la que apela el consistorio y los organizadores se encendió cuando la montonera humana ya estaba formada y los servicios de seguridad trataban de rescatar a la gente atrapada.
Los testigos han asegurado a la Policía que solo dos pasillos de los nueve que daban a la pista central estaban abiertos al tránsito, con el consiguiente colapso. El personal de seguridad bloqueó el resto de los vomitorios, cortando así también el acceso a las salidas de emergencia, que se encontraban a ese nivel.

3 comentarios:

Odranoel dijo...

Es llamativo el importe del alquiler, primero por ser función del número de entradas vendidas, y después por la forma de pago, una buena parte en un pagaré para el 1º de diciembre, ¿Es que vendían las entradas a plazos? El precio 20.000€, me parece rídiculo
Por otro lado uno de los médicos era Simón Viñals (77 años), antiguo concejal del ayuntamiento, y su hijo. ¿Intercambio de favores?

Manuel Romo dijo...

Lamentable e inadmisible. Siempre se toman las medidas demasiado tarde.

Mayra dijo...

Tras una parada cardíaca los 3 o 4 primeros minutos son decisivos, y un médico no entrenado difícilmente puede resolverla con rapidez. Resulta llamativo que el Dr. Simón Viñals, cuya especialidad era la cirugía - es decir, que no es un médico entrenado en reanimación como pueda serlo un intensivista, un anestesista o un médico de urgencias -, y que ha pasado muchos años dedicado a la política como concejal de sanidad, estuviera al cargo de un evento semejante. Tras una parada cardíaca los 3 o 4 primeros minutos son decisivos, y un médico no entrenado difícilmente puede resolverla con rapidez. Y por cierto ¿con su edad no recibe ya una pensión de jubilación?

Publicar un comentario