martes, 15 de diciembre de 2009

Iglesia de las Maravillas (Santos Justo y Pastor)


Vista de la iglesia desde la Plaza del Dos de Mayo


Doña Juana de Barahona fundó el Monasterio de San Antón en 1612 en la calle Hortaleza para religiosas carmelitas recoletas, pero cuatro años más tarde se trasladaron a unas casas en la calle de la Palma que fue convertido en beatario en 1624, hasta que en 1646 Felipe IV lo refundó en Monasterio, pasando a ser patronato de la corona como tantos otros. Estas monjas un día paseando por el jardín del convento, se encontraron con una pequeña figura del Niño Jesús que se encontraba entre un matojo de flores que allí nacían, llamadas maravillas. Las monjas pusieron la pequeña imagen en uno de los altares para venerarlo, pero más tarde colocaron al niño junto a un ramo de maravillas entre las manos de la Virgen. Una imagen de la Virgen que fue traída en el siglo XVI por un arriero desde Rodeviejas, un pueblo de Salamanca y que llegó a estar en posesión de doña Ana del Carpio, que decidió donarla a un convento y echando a suertes, recayó en el Monasterio de San Anton. Desde entonces se conocía al convento como Convento de Nuestra Señora de las Maravillas. En 1968 las monjas fueron expulsadas y tuvieron que alojarse en el convento de San Juan de Alarcon, luego pasaron a las Comendadoras, hasta que en 1904 se construyó el convento de las Maravillas en la calle de Príncipe de Vergara, donde siguen hasta el día de hoy.


Vista de la iglesia desde la calle Palma





Mientras, en nuestra iglesia, que siguió abierta al culto, vio como se abría en el solar del convento, la Plaza del Dos de Mayo (de la que hablaremos largo y tendido en su artículo correspondiente). En 1891 se trasladó la antigua parroquia de los Santos Justo y Pastor al edificio del antiguo convento de las Maravillas, pasándose a llamar desde entonces, Parroquia de Santos Justo y Pastor, hasta el año 1969 que volvió a llamarse Parroquia de Nuestra Señora de las Maravillas y de los Santos Justo y Pastor.


Fachada en la calle de la Palma







Interior de la iglesia







La Virgen de las Maravillas siempre fue muy venerada, equiparándose a las de Atocha, Almudena y la Paloma, y en 1808 eran los defensores del parque de Monteleón los que se acogieron a ella, mientras que la iglesia se convertía en Hospital.
La imagen de la Virgen después de más de dos siglos en este lugar, fue trasladada al convento de carmelitas de Príncipe de Vergara, hasta que en la guerra del 36 fue destruida y quemada como tantas veces que nos estamos acostumbrando a contar, cuando hablamos de iglesias y la guerra. La imagen actual es una réplica exacta de la primitiva de Coullaut Valera, de la que solo se salvó el Niño Jesús, y la imagen que está en la iglesia que nos ocupa, no tengo claro su procedencia. Pero investigaré.





La iglesia fue un proyecto de Alonso de Carbonell y acabó dirigiendo las obras Cristobal de Aguilera. En el altar mayor hay un retablo neoclásico, obra de Miguel Fernández, con dos gigantescas columnas corintias, que sujetan un frontón quebrado.


Retablo neoclásico, obra de Miguel Fernández.


Entre las columnas un arco de medio punto cobija a la imagen de la Virgen que está subida sobre un gran basamento, mientras que a los lados de ambas columnas, se encuentran dos enormes esculturas que representan a Santa Teresa y a San Elías, una a cada lado del retablo, obra de Francisco Gutiérrez. Delante de la base de las pilastras, dos esculturas de los niños Santos Justo y Pastor y en medio un tabernáculo con cúpula sujeta por columnitas retorcidas y construido de mármol.


Las esculturas a los lados del retablo son Santa Teresa y San Elías, obra de Francisco Gutiérrez


La cúpula sobre pechinas, tiene forma de media naranja y no tiene tambor, está dividida en ocho segmentos delimitados por molduras en relieve y linterna.



La iglesia cuenta con un gran crucifijo gótico del siglo XV y otro barroco, que hubo que restaurar después de que en la guerra le fusilaran, atribuido a Alonso Villabrille. Dos lienzos de Zurbarán: "San Francisco" y "San Diego de Alcalá", un Niño de Calaveras de Pereda, procedente de San Miguel de los Octoes, el Martirio de San Sebastian de Carreño de Miranda y copias de Tiziano y Van Dyck.







Pintura del Cristo de la Luz, obra del siglo XVIII que copia el original de Guido Reni que se encuentra en la iglesia San Lorenzo in Lucina de Roma.





Esta iglesia significa mucho para mí...
Se casaron mis padres, mi hermana y yo hicimos la comunión e incluso tanto mi hermana como yo, nos casamos aquí también. También momentos duros como funerales de seres queridos. Sin duda, ha estado ligada a muchos de los los acontecimientos de mi vida familiar. Es por tanto que esta iglesia para mí, tenga un algo especial de todas las de Madrid.

14 comentarios:

Samantha dijo...

A mí esta iglesia me pareció siempre más bien fea.Y sin embargo también significa mucho por que en ella se casaron mis padres.En ella me bautizaron.En ella me casé e hicieron mis hijos la primera comunión.En ella se casó un hermano mío.Y en ella se han celebrado los funerales de personas muy importantes en mi vida...
Y me ponían un 10 en religión si acudía a misa de 10 los domingos con el padre Don José...
Y unas cuantas historias podría contar en esa iglesia...Qué nostalgia Bélok...

Mercedes dijo...

Hola Bélok, me gusta mucho esta iglesia, viví muy cerca mucho tiempo.
La imagen de la virgen es una copia de la que hay en Príncipe de Vergara, y se hizo en 1940 (ahora no recuerdo el nombre del autor).

Bélok dijo...

Muchas gracias por el comentario Mercedes y Samantha. He intentado saber datos sobre la imagen e incluso escribí a la parroquia pero no me han contesado

Mercedes dijo...

En el libro "Las iglesias de Madrid" de Gª Gutiérrez y Mtez. Carbajo, dicen que el autor es Ricardo Font, y que es la 4ª imagen que se hizo de esta virgen, en 1940.
saludos!

Bélok dijo...

Gracias Mercedes. Ahora ya sé quien la hizo.

Anónimo dijo...

Sólo una aclaración. Las columnas colosales que mencionas, y que sostienen el frontón son de orden corintio, no dóricas. Y el frontón quebrado es típico del Barroco. Gracias!

Bélok dijo...

Cierto, tuve un lapsus. Corregido. Gracias por el dato

Anónimo dijo...

En efecto han existido tres copias de la Virgen de las Maravillas.

1ª) Cuando las Monjas Carmelitas fueron expulsadas en 1868 se llevaron la imagen original, por lo que se realizó la primera copia para su antigua iglesia

2ª y 3ª) Trás la destrucción en 1936 tanto de la imagen original en el Convento de Príncipe de Vergara como su copia en la antigua iglesia, hubo que ejecutar dos nuevas imágenes, una para el Templo de Ntra Sra. de las Maravillas y de los Santos Justo y Pastor y otra para el Convento de Ntra. Sra. de las Maravillas en la C/ Príncipe de Vergara.

Anónimo dijo...

Hola, buenos días, he leido todo lo que se refiere a la iglesia e imagenes.
Pero yo quisiera saber si realmente está enterrado alla Luigi Bocherini, y si tiene algún lugar destacado donde se le pueda ubicar.
Cuando pase por Madrid la buscare creo que en si la iglesia tine mucho de historia para los Madrileños y a demás fiel espectadora del devenir de los abatares hisoricos de Madrid.
Un Saludo cordial

Bélok dijo...

No sé si te habrás confundido de artículo, pero Boccherini fue enterrado en la antigua iglesia de San Justo (hoy Basílica de San Miguel) y en 1927, Mussolini llevó los restos al Panteón de Hombres Ilustres de la iglesia de San Francisco, en la ciudad italiana de Lucca, ciudad donde nació.
Si te gusta Boccherini, te recomiendo que visites mi artículo sobre el gran músico:

http://www.viendomadrid.com/2010/11/boccherini-musica-clasica-en-madrid.html

MANUEL SOSA dijo...

Muy interesante tus fotos y todo el trabajo de documentación.
Un saludo

Bélok dijo...

Muchas gracias Manuel. Solo me queda repetir el reportaje fotográfico y poder actualizar las fotos. Me gustaría que tuvieran más calidad, pero siempre me salen con muy poca luz.

Gregorio Valero dijo...

Hola Bélok, ha caído en mis manos esta historia sobre la calle Echegaray que la relaciona con esta Iglesia, no sé la fuente:

Calle Echegaray: es la antigua Calle del Lobo, así denominada porque en una de las pocas casas que había por esta zona vivía un cazador que tenía a la puerta una piel de lobo rellena de paja. Cierto día un niño vació la piel y enfurecido su dueño le dio al crio tal cuchillada que lo dejó por muerto. La madre lo recogió y lo llevó ante la imagen de una virgen que un escultor tenía en depósito en su estudio y milagrosamente el chiquillo se salvó. La imagen, depositada allí por una dama que la había adquirido a los gitanos que vivían en la antigua calle de los Gitanos (hoy Arlaban), comenzó a ser conocida a partir de entonces por Nuestra Señora de las Maravillas y fue trasladada hasta el convento de las Maravillas (hoy iglesia de San Justo y San Pastor) de la calle de la Palma, a la que acompañó volando sobre la misma una paloma.

Bélok dijo...

Hola Gregorio, muchas gracias por tu información. Esa documentación es la que escribió Pedro de Répide en su libro "Las Calles de Madrid", y en efecto, en la calle Echegaray viene la información que Répide nos da y que podría ser la imagen que Ana del Carpio donó al convento.

Publicar un comentario en la entrada