sábado, 7 de enero de 2012

Edificio de Telefónica



Fue el primer rascacielos construido en todo Europa y el más alto de Madrid, hasta que se construyó el edificio España. Su construcción duró desde 1926 hasta 1929 y ostentó el liderazgo en altura hasta 1953 que se inauguró el Edificio España. El arquitecto fue Ignacio de Cárdenas Pastor, sobre un proyecto del estadounidense Lewis S. Weeks, al que se le debe la estructura metálica hormigonada que contiene el edificio.


Vista del edificio desde la Red de San Luis



Algo que sabe muy poca gente, es que a punto estuvo de no existir este rascacielos, ya que en su solar, se proyectó por el arquitecto Juncosa, una casa de ocho pisos, con una adornada fachada y con entradas por los chaflanes de las calles laterales, que estaban protegidas con marquesinas y que hubiera sido la sede de los "Grandes Almacenes Victoria, S.A,". El edificio tendría dos plantas de sótano y había de realizarse en hormigón armado, siguiendo el proyecto que se diseñó en 1923. El Edificio de Telefónica no hubiera existido jamás si no se hubiera disuelto la joven sociedad. Los almacenes Victoria una vez que se disolvieron, dejaron libre el solar que ocupó entonces el proyecto destinado a la Compañía Telefónica Nacional de España.


Solar donde se construiría el edificio en 1925



Se construyó el edificio más alto de Madrid y primer rascacielos de Europa. Con 14 plantas más sótano y semisótano, torreón central, 680 ventanas, 503 puertas y portadas barrocas en sus fachadas y esquinas. En él, trabajaron más de mil obreros y costó 32 millones de pesetas. Vamos... la mitad de un pisito en un barrio alejado hoy en día. La altura del edificio es de 81 metros y la fachada a la Gran Vía de 41 de ancho.


Aspecto del edificio antes de su ampliación en 1951



El torreón, se destinó a depósito de agua con capacidad de 45.000 litros. Contar como anécdota, que los 81 metros de altura, hizo que le fuera denegado el permiso de construcción, pero que al destinar el edificio de utilidad pública, se le concedió de nuevo. Osea... que dos veces estuvo a punto de no existir el rascacielos.
En lo alto de su torreón, hoy en día, está rematado por una masa de antenas destinadas a los servicios de comunicaciones.


Torreón con las antenas de comunicaciones













Portada con elementos barrocos en la fachada




Fachada desde la Gran Vía
























fotos antiguas de URBANITY

4 comentarios:

J. J. Guerra Esetena dijo...

Hola Bélok:
No sabía la historia de los Grandes Almacenes Victoria. Desde luego, la Madroñosfera es siempre una fuente de conocimiento.
Me encanta este edificio, todo un guiño a la arquitectura norteamericana, pero con el casticismo de esa portada neobarroca, tan típica de Madrid.

Precioso artículo y preciosas las fotos. Un abrazo, Jesús

Nacho dijo...

Una Entrada fenomenal y detallada de este Edificio de Madrid

Bélok dijo...

Jesús, te imaginas comprando en esos almacenes en vez de contemplar ese magnífico edificio art-deco?... hubieran acabado como Sepu y los Saldos Arias.Menos mal que al final se construyó y tenemos ese estupendo ejemplo de arquitectura norteamericana en nuestra ciudad.

Bélok dijo...

Nacho, la verdad es que me han faltado fotografías de su interior, pero eso será para otra ocasión. Gracias por tu comentario.

Publicar un comentario