domingo, 16 de octubre de 2011

Portada del Hospicio de San Fernando



El antiguo Hospicio de San Fernando y después Museo Municipal de Madrid, es una obra del siglo XVIII de Pedro de Ribera, el gran arquitecto barroco que tanto arte nos dejó en Madrid.
Varias son las portadas que nos dejó en la ciudad y poco a poco las iremos viendo en este blog. Ya pudimos hablar de la Portada del Monte de Piedad, obra del mismo autor, y ahora nos vamos a quedar con la Portada del Hospicio de San Fernando, edificio del que hablaremos en otro momento y que por cierto, sigue en obras todavía y en obras seguirá durante mucho tiempo.






Como si de un gran retablo se tratara y en el más puro estilo churrigueresco, nos encontramos esta portada cumbre en la carrera de Ribera. Con una gran exuberancia decorativa y recargada por estípites, ornamentos de telas, óculos y motivos escultóricos, enlaza el cuerpo inferior con el superior a través de un conjunto extremadamente decorado encuadrado en líneas curvas con una hornacina donde se encuentra el grupo escultórico de San Fernando recogiendo las llaves de Sevilla, obra de Juan Ron. El cuerpo superior sigue en ascenso hasta un frontón curvo que remata la obra repleta de un ritmo y movimiento de curvas que solo volvemos a verlo en el retablo de Churriguera que se encuentra en la iglesia de las Calatravas.



























San Fernando recogiendo las llaves de Sevilla, obra de Juan Ron



6 comentarios:

ROMO XIII dijo...

¡Qué bonita portada! Ciertamente, para mi, es quizás una de las más bellas ejecuciones de Ribera.
Tengo preparada una comparativa, pero hasta que no acaben las obras "no hay tu tía". Leí una estadística que decía que desde su existencia como tal, era el museo con más días cerrado que abierto.

J. J. Guerra Esetena dijo...

Hola Bélok:
Caray con la estadística que nos proporciona Romo, tiene bemoles!!! La portada es grandiosa y, como bien dices, un espectacular retablo arquitectónico, pero, lamentablemente, creo que es poco conocida por los madrileños. No había caído en el paralelismo existente con el retablo de Churriguera de las Calatravas. Es verdad!!!

Un abrazo, Jesús

Mercedes dijo...

Realmente una maravilla, me encanta.
Saludos, Bélok!

Anónimo dijo...

Me encanta esta portada, lo mejorcito de Ribera

Ihueghian Edodo dijo...

me ha encantado y me ha sido útil para estudiar...gracias

Bélok dijo...

Gracias a ti Ihueghian.

Publicar un comentario