miércoles, 12 de octubre de 2011

Edificio esquina a calle Orellana y calle Campoamor (pintado por Jack Babiloni)



El edificio del siglo XIX que hace esquina con las calles de Orellana y Campoamor, contiene 900 metros cuadrados de fresco al silicato sobre muro de cal. Con esta técnica se asegura la pintura para casi 500 años, no vale pintar sobre lo pintado, habría que picar hasta llegar al ladrillo para hacerla desaparecer. Su autor, Jack Babiloni, es un artista que cuenta con más de 40 premios internacionales en su haber.







La obra del edificio que nos ocupa tiene un nombre, "Todo es Felicidá", que es el conjunto de 68 dibujos realizados en una paleta de cuatro colores (negro, amarillo, azul y ocre) sobre un fondo blanco inmaculado. Textos y dibujos de personajes de las mitologías griega y romana se intercalan entre los balcones, que obligan a hacer una parada a todos los transeúntes que pasan por allí para admirar una fachada por lo menos, original.
















El trabajo fue encargado por la propietaria del edificio, Leonor Túfera, cuando se dispuso en 2003 a la rehabilitación del inmueble. Fue a través de una Fundación, cuando el aparejador Luis Cercós propuso decorar la fachada. El artista no hubo que buscarlo muy lejos, fue su propio hermano llamado artísticamente Jack Babiloni. La rehabilitación duró hasta el año 2008 y fue en marzo de ese año cuando Babiloni pintó los dibujos en 24 días. Nosotros nos quedamos con la obra y no entramos en los expedientes sancionadores que surgieron del Ayuntamiento. Unos ven en la obra un simple arte grafitero y otros lo comparan con el estilo de Picasso. El caso es que unos años después sigue la flamante fachada blanca con los dibujos de Babiloni en perfectas condiciones y candidata a llegar a ser con el tiempo una obra de arte valorada y respetada por todos.










18 comentarios:

Anónimo dijo...

Será una obra de arte,pero bastante deprimente,al menos a mí eso me inspira.Claro que como vivimos en una época de caos,puede que corresponda con esta pintura.Un saludo de G.M.P.

J. J. Guerra Esetena dijo...

Pues a mí me encanta. El resultado final me parece fantástico, una gran aportación y una forma de "hacer ciudad" nueva y muy fresca. Además, viniendo de la iniciativa privada, se agradece especialmente, ya que no es frecuente en las inmobiliarias, promotoras y constructoras hacer cosas "por amor al arte". Ojalá tomasen nota otros muchos. Lo que no conocía es esa sanción del ayuntamiento, tan moderno que es para "engranitarnos" todo y tan rígido que se muestra con este tipo de iniciativas.

Muchas gracias, Bélok. Un abrazo, Jesús

Bélok dijo...

No comparto tu opinión G.M.P. a mí si me gusta el resultado de Babiloni, me parece una expresión de libertad de arte en toda regla, pero para gustos colores y tu opinión es tan respetable como las demás. Tal vez si lo vieras en situ pudieras cambiar de opinión. Yo cuando ví la fachada en vivo, me pareció bastante más aceptable que cuando lo hice en fotografías.

Hola Jesús, ahora no tengo ni idea como andará el tema, pero en su momento habían dos expedientes sancionadores con sentencia firme. Uno con orden de demolición que sustituiría el edificio al estado anterior y otro con una sanción económica que podría ir hasta los 600.000 euros. Los expedientes estaban recurridos. Por lo menos eso es lo que leí en su momento.

Doña Umé dijo...

Cuando he visto la entrada no daba crédito.
Me parece sencillamente horroroso.
Es una pena llenar de garabatos tan feoooos!!!!!.... semejante fachada.
¿Y a esto le llaman arte?
Se han lucido.....
Vivir para ver.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Qué horror!! Que manera de emponzoñar un edificio que hasta sería bonito pintado con un poco de buen gusto como se adivina en la parte del edificio que se ha salvado del "artista". Los modernos garabatos esquizofrénicos solo en los modernos edificios esquizofrénicos, por favor.

Anónimo dijo...

Con el respeto debido a la opinion ajena...A mi me gusta y me parece bien que nuevas expresiones artisticas se "aireen" en la via publica, por otra parte, si tal como nos cuentas la decoracion corresponde al deseo de la propietaria del inmueble, nada tendria nadie que objetar....Respecto a las nuevas decoraciones y arquitecturas, yo siempre pienso que los constructores de catedrales goticas, tambien sufrieron criticas y multiples objeciones, mas o menos las mismas que planteamos ahora ante las nuevas construcciones y decoraciones arquitectonicas.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Detesto el grafiti, los grafiteros y toda la monserga pseudo artistica de quienes los justifican. Pero esto me gusta, sea o no grafiti. Que le vamos a hacer. Nadie es perfecto. Es rompedor, impactante, bello...

antonioiraizoz dijo...

Hola Bélok, a mi también me gusta y me sorprende la reacción del Ayuntamiento habiendo precedentes de pinturas de autor en fachadas como la de Mingote en Princesa 8 y la casa de la Panadería de la Plaza Mayor sin ir más lejos.
Saludos.
Antonio

ROMO XIII dijo...

Hola Bélok,
A mi el edificio me gusta cómo ha quedado, pero soy partidario de la conservación y hubiera preferido que la pintada se hiciera en otro tipo de fachada y haber dejado la del XIX tal cual.
Si el arquitecto levantara la cabeza...
Un abrazo.

Bélok dijo...

Bueno, pues con esta pequeña estadística que somos los que hemos comentado, vemos que las opiniones son muy dispares, los que defienden el edificio y los que lo critican ferozmente. Esa es la sensación que deja esta obra. Unos la admiran y otros la detestan. Gracias a todos por los comentarios.

Calendarios castizos dijo...

Visto en vivo, el edificio te hace detenerte, contemplar y admirar. Las pinturas gustan. No son clásicas, pero quedan bien acopladas en el entorno. El Ayuntamiento puso pegas, sí, tal vez porque quieren sacar pasta, como la sacan de esos horribles quioscos que hay en la puerta del Sol, o de esas plazas duras, rehabilitadas por gallardín que se llenan de terrazas y mercadillos que dan dinero que no se gasta luego en mejorar calles sino en ponerle verjas supercaras al palacio del faraón.
Este ayuntamiento le importa un pimiento la estética o el bienestar de los ciudadanos, sólo le importa la pasta.

Pablo dijo...

Soy partidario de estas actuaciones. No solo la de Mingote y o la Casa de la Panadería. El trampantojo es una tradición muy extendida en Madrid, y esta obra se ha realizado con metodos tradicionales con un lenguaje actual.

Triste es que unos funcionarios con las Arcas en Ruinas, ya no sepan de donde sacar dinero, y busquen cualquier excusa para sancionar y sacar dinero supuestamente según ley, en vez de hacer lo que tienen que hacer: servir al ciudadano y hacer de nuestras ciudades ejemplares y modernas, como es el caso donde la actuación se ajusta a metodologías del más puro Restauro.

Michel dijo...

sergio..eres un crak..me gusta tu trabajo!!

Michel dijo...

sergio..eres un crak..me gusta tu trabajo!!

Bélok dijo...

Si alguien se pregunta quién es Sergio, diremos que se trata de Jack Babiloni, su nombre de nacimiento es Sergio Cercós.

Ana Briones dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Seve dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Seve dijo...

La burocracia ha vencido al arte. Los dibujos han desaparecido. La oscuridad artística se cierne sobre Madrid.

Publicar un comentario en la entrada